SAT dice comprometerse en el combate a la venta de combustible robado.

 

El robo de combustibles también tiene un componente fiscal, ya que cuando se enajena combustible robado no se está pagando el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y el Impuesto al Valor Agregado, afirmó el director del SAT a Yael Córdova de El Economista.

Por lo anterior, dijo, se están verificando todas las estaciones donde presuntamente están comercializando combustible robado, esto con el fin de vigilar que no haya omisiones en el cumplimiento de obligaciones fiscales. Afirmó que están ejerciendo sus facultades para deslindar las responsabilidades a que haya lugar en materia fiscal.

Escribir comentario

Comentarios: 0