· 

¿Que onda con el Régimen de Incorporación Fiscal?

La reforma fiscal 2014 trajo consigo algunos cambios sustanciales en la forma que la que estamos acostumbrados a pagar los impuestos en México, sin duda, los empresarios y emprendedores están frente a una serie de conceptos nuevos y que a veces pudieran confundirte un poco, pero tranquilos, no es tan difícil como parece.

Uno de los cambios más importantes y que ha generado muchas inquietudes entre personas como tú y muchos otros empresarios PYME, es la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS) y del Régimen Intermedio, para dar origen al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), pero ¿De qué se trata? ¿A qué me obliga? ¿Tiene beneficios? Vayamos por partes…

 

En primer lugar debes saber que el RIF es un régimen fiscal que busca, entre otras cosas:

 

  1. Que las personas que están en la informalidad pasen a formar parte de la base de contribuyentes. Tarea por demás titánica, pero lo busca, espero que encuentren la forma pronto, ésta definitivamente no va a ser.
  2. Meter en cintura a los REPECOS, y es que este importante sector de contribuyentes pagaban tan solo una cuota bimestral que era determinada de forma estimada y administrada por las autoridades de los estados, y de él se aprovechaban muchas personas que superaban los 2 millones de pesos en ingresos y al no expedir comprobantes fiscales por ellos, la evasión era gigantesca. Es un paso que urgía dar.
  3. Liberar la carga administrativa y reglamentaria, así como de pago, a muchos pequeños y medianos empresarios que estaban en el Régimen Intermedio. Bien por eso.
  4. Allanar el camino a los nuevos emprendedores para que sea más fácil arrancar sus proyectos. Ya era hora.

Pero… ¿De qué se trata? Es un régimen fiscal en el que las personas físicas que realicen únicamente actividades empresariales, que enajenen bienes o presten servicios por los que no se requiera para su realización de título profesional, podrán pagar el impuesto sobre la renta de forma bimestral con pagos definitivos, y que además tienen una serie de descuentos en los pagos que van desde el 100% hasta el 10% a lo largo de 10 años, siempre y cuando, sus ingresos anuales no rebasen los 2 millones de pesos. 

 

Y ¿A qué me obliga? Las obligaciones son mínimas comparadas con el resto de regímenes fiscales de las personas físicas, y es que se limitan a que expidas comprobantes fiscales digitales por todos tus ingresos y a que los registres online a través de una contabilidad simplificada en la plataforma “Mis Cuentas” del SAT, y por supuesto, presentar puntualmente tus declaraciones bimestrales ¿Simple no? En teoría sí, pero el registro de ingresos y gastos en el sistema puede llevarte bastante tiempo y entorpecer el resto de tus actividades en tu negocio, por lo cual te recomendamos buscar ayuda profesional al respecto, no porque tu no puedas hacerlo por tu cuenta, sino, para liberarte de carga administrativa y usar tu tiempo en las cosas que hacen crecer tu empresa.

Finalmente ¿Tiene beneficios para mí como emprendedor o microempresario? Si, el primero es la reducción del pago de ISR conforme a la tabla que encontrarás más abajo, además de que a partir de la segunda mitad de 2014, iniciará un subsidio del 50% de las cuotas patronales al IMSS e Infonavit para quienes tengan trabajadores a su cargo, si, pagarías solo la mitad, y por un decreto de beneficios fiscales emitido por el presidente de la república, en 2014 hay una condonación del 100% del IVA que cobres este año, además de que el gobierno federal ha prometido una serie de programas y estímulos en beneficio de éste régimen que están en lista de espera aún. Cabe mencionar, que si además tienes ingresos por salarios, es decir, tienes un empleo y a la vez tu negocio, también puedes ser parte del RIF.

Sin duda, el Régimen de Incorporación Fiscal es una excelente opción para todos los emprendedores que quieren comenzar a echar a andar sus proyectos y una gran cantidad de microempresarios que todos los días se esfuerzan por sacar adelante sus empresas. Es una buena oportunidad para muchos. Como estrategia fiscal de recaudación para el SAT aún está a prueba, pero vamos a darle el beneficio de la duda, ya que si bien, el fisco no se hará de muchos recursos por éste régimen, si tendrá acceso a millones de datos informativos que podrán aumentar la recaudación no de éste régimen, sino de todos los demás de las estructura fiscal, es más bien un régimen de control, que debe tener pensando a más de uno.

 

Nos leemos la próxima semana, mientras tanto recuerden seguirme en Twitter @ALFREDOCOBOS y echarle un vistazo a las actualizaciones de nuestra página web, sepan que esto es un diálogo y sin ustedes este blog no funciona, así que espero leerlos, quedo pendiente de sus comentarios, dudas y aportaciones.

 

Alfredo Cobos.

C&G Consultores PYME

Director General.

Escribir comentario

Comentarios: 0