· 

Las declaraciones anuales de las personas físicas para 2017 tocan a la puerta.

El año se ha ido volando, como dirían los clásicos, los primeros tres meses de 2018 se esfumaron en un abrir y cerrar de ojos, estamos comenzando abril y de la mano con éste mes, vienen las declaraciones anuales de las personas físicas tocando a la puerta de los contribuyentes, ya está habilitado el aplicativo para presentar la Declaración Anual de las Personas Físicas a través del Portal Electrónico del SAT, www.sat.gob.mx, por esa razón, el día de hoy les contaremos 3 claves importantísimas que le ayudarán a saber si esta usted obligado o no a presentarla, y de ser así ¿Cómo hacerlo?

1.-  ¿Quiénes están obligados a presentar su declaración anual?

 

Todos queremos saber si a nosotros nos toca o no presentar la declaración anual de las personas físicas, en respuesta a ello, te decimos que los primeros a los que sí les corresponde presentar la declaración anual, es a aquellas personas físicas que tengan un negocio, es decir, quienes desarrollan actividades empresariales y profesionales, ellos de cajón todos los años deben hacerlo, sin excusa ni pretexto.

 

El otro gran grupo es el que integran las personas que tienen ingresos por sueldos y salarios, aquí estamos hablando de una enorme cantidad de contribuyentes a lo largo y ancho del país, sin embargo, en este segundo grupo hay algunas condiciones, por ejemplo si usted tuvo ingresos de un solo patrón a lo largo del año, sin importar la cantidad, pero provenientes de un solo patrón, usted no está obligado a presentar la declaración, puede hacerlo de manera voluntaria si conviene a sus intereses, por ejemplo, si va a solicitar la devolución de un saldo a favor, que más adelante hablaremos de ello, pero no están obligados, y tampoco tienen fecha límite, a partir de este lunes que se habilitó el sistema, pueden hacerlo cualquier día de al año.

 

 

Los que si están obligados y deberán hacerlo antes de 30 de abril, son aquellas personas que tenga 2 o más patrones, incluso si en uno perciben salario con seguro social y en el otro son asimilados a salarios, o cobrando como asimilado a salarios lo hagan en dos empresas o dependencias distintas, en estos casos, deben presentar dicha declaración, además de ellos encontramos a las personas que hubieran cambiado de trabajo  o dejado de trabajar, durante el año pasado.

2.- ¿Qué debo declarar?

 

Si tenemos un negocio habremos de declarar nuestros ingresos y gastos del año, sobre la diferencia, que resulta ser nuestra utilidad o ganancia, pagaremos el Impuesto Sobre la Renta, que puede ir del 0 al 35% según nuestro nivel de ingresos, partiendo de la lógica que a mayor ingreso más alta es la tasa de impuestos, buscando, en teoría, que el más tiene sea el que más pague. Si tenemos ingresos por sueldos y salarios, lo que debemos declarar  son nuestros ingresos totales, es decir, los que recibimos por cada una de las empresas para las que trabajamos, pero todos juntos en una misma bolsa acumulada, al impuesto anual, le podremos restar todos los impuestos retenidos por nuestros patrones a lo largo del año.

 

 

En todos los casos, podemos aplicar nuestras deducciones personales, lo cual puede generar saldos a favor, que son devueltos por la autoridad en efectivo, a todos nos interesa recuperar parte de los impuestos pagados y aprovechar ese dinero extra, que ya dábamos por perdido. Para tener esa posibilidad es necesario haber solicitado las facturas por los pagos que hubiéramos hecho durante todo el año pasado, en materia de honorarios médicos, dentales, prótesis, lentes, seguros de gastos médicos, aportaciones para nuestro fondo de retiro, colegiaturas de los hijos desde nivel preescolar hasta preparatoria y los intereses reales de los créditos hipotecarios que pudiéramos tener a nuestro nombre, aplicando esos gastos es posible saber si nos corresponde o no un saldo a favor y por lo tanto, poder obtener una devolución de impuestos, o en su defecto, pagar la cantidad que nos corresponda. Para que las facturas por deducciones personas sean válidas, no basta con que amparen las operaciones que le acabo de enlistar, sino que además deben haber sido pagadas por medios distintos del efectivo, es decir, cheque, tarjetas o, transferencias.

3.- ¿Cómo la presento?

 

 

Recordemos que la fecha límite para hacerlo es el 30 de abril de 2018, y la declaración se presenta 100% por internet, a través de la página del SAT, la autoridad ha generado una serie de tutoriales para que supuestamente todos podamos presentar la declaración sin asesoría, lo cual eventualmente usted podría hacer, pero si tiene dudas, no se quede con ellas, antes de enviar su declaración con un error que le termine saliendo muy caro, hágase asesorar. Recordemos que el primer obligado a brindar asesoría completamente gratuita es el propio Servicio de Administración Tributaria, solicitando una cita y llendo directamente a las oficinas del SAT en su ciudad para que uno de sus ejecutivos le asesore en el proceso, y la otra opción, que es la que yo le recomiendo, acérquese a profesionales, busque asesoría en firmas contables reconocidas y formales que le ayuden a cumplir sin generarle problema alguno, puede contar con C&G Consultores PYME para hacerlo, somos un equipo de profesionales a su servicio.

 

Nos leemos la próxima semana, mientras tanto recuerden seguirme en Twitter @ALFREDOCOBOS y echarle un vistazo a las actualizaciones de nuestra página web, sepan que esto es un diálogo y sin ustedes este blog no funciona, así que espero leerlos, quedo pendiente de sus comentarios, dudas y aportaciones.

 

Alfredo Cobos.

C&G Consultores PYME

Director General.

Escribir comentario

Comentarios: 0